jueves, 14 de marzo de 2019

Hasta el hueso [La rehabilitación del “Te Amo”]......Denni Zú*

Finalista del III Concurso Litteratura de Poesía
A Ítalo y Patricio

Foto: Patricio Herrera e Ítalo Passalacqua
Te acepto como mi esposo, con todos tus defectos y mañas
tus perros, mis perros extravagantes
con todos tus ex escondidos entre tus nalgas
prometo serte fiel más allá del placer
devorar tu piel una vez por semana
y descansar en tu regazo todas las noches.

En lo próspero y adverso, con trapos de poliéster y seda
en la salud y enfermedad, con o sin corbata
ser el botiquín en la maletera del auto
aprender los primeros auxilios de un te quiero.

Estoy dispuesto a ser tu médico chapatín de cabecera
sobre todo, cariño mío, estar a tu lado en la pobreza y riqueza
junto a tus besos jamás tendré hambre, hasta que la muerte nos separe.

Un día cualquiera, sin predecirlo
veme aquí, amado mío
sobre la llanura del catre con la mirada perdida
meciendo todos los miedos, escupiendo a gritos aquella palabra
que llevo conmigo desde que nací, escrita en mi nuca.

Me niego
no quiero pronunciarla
sin embargo, ésta se deletrea desde el accidente
el alza de presión / respiración forzosa
se muestra en cada sarpullido
en los ataques de pánico, y yo naufragando en esta enfermedad
que humaniza mi nombre al extremo de no querer morir.

Quiero ser río entre las lágrimas de mis seres queridos, mas soy lodo.

Los días son opacos / agonizo/
Yo / la piedra en el zapato de quien me ama.

¡Oh, karma
por qué me tratas de esta forma!
¿Acaso tendré muchos infiernos en los pies
que mi pecho parece un girasol buscando el sol en Alaska?

Quiero abandonar este cuerpo dañado, dejar este padecimiento
sin fallecer, embriagarme en los amores de adolescentes, sobre todo
anhelo fundirme en tus labios, placer farmacéutico de mis dolores.

Tengo mis dedos de madera inerte
anhelando acariciar como lo hacían cuando éramos el polen en plena primavera.

Abandóname mientras me das de comer, para tener motivos para partir.
Nunca se sabe cuánta es la hambruna de los afectos cuando se es joven y lozano.

¡Oh!
Malditas dolencias, no saben de amores
te mofas, llevándome a su límite, sentimiento latente.

Tengo dolores constantes, tácitos, palpables e interminables
pero son tus ojos mi placebo favorito
tus te quiero, mi mejor remedio para este esqueleto que se escara
al extremo de ya no querer andar.

Es que huelo tu tristeza acariciando mi pelo
soy yo, tu amado / soy yo, tu mundo/ soy yo, tu pena
el tiempo no tiene piedad, menos este maldito padecimiento.

Mis huesos truenan
el talle desconoce la armonía del alma.
¿Serán tantos mis pecados
o acaso debo cargar el vía crucis por haberte amado tanto?

Los días pasan y tu paciencia es infinita
enmudece mi lenguaje, éste sólo canta sinfonías
es que es tanto lo que te amo, tanto que no quiero partir
mas yo te quiero dejar ir.

Te libero de los votos que calan mis huesos
te vuelo, tan alto como este sentimiento
que ata mi historia a la tuya.

Me rehabilito con mi pena
tanta pena que llora lo que fui
lo que soy
lo que somos, sobre todo llora el amor que te profeso
perdóname
no quiero marchar sin tus ojos
sin tus besos
sin esas carcajadas entre medio de vinares
es que fui
soy tan feliz cerca de tu nombre que todo orco carnal es soportable
con tal de estar a tu lado,
recuérdame
como el loco que te amó
como el loco que agoniza en tus brazos
como el loco
que sin ti, no vive.


Elizabeth Zúñiga
Es una chica de treinta y tantos años, nacida en Santiago (Chile), llamada Elizabeth Zúñiga Lorca. Auditora tributaria de profesión, dicen las malas lenguas que es poeta y escritora. La avalan sus tres libros publicados: Locura exquisita (2013), con poemas donde se impregna la locura misma; Versos para Anaïs (ÁrbolAnimal Ediciones, Buenos Aires, 2014) es un poemario delicado, bonito y sensual, dedicado 100% a la escritora Anaïs Nin; y un libro de relatos publicado gracias a un fondo del libro: Los Calzoncillos del Tata y otros cuentos (Askasis, 2016), algo totalmente nuevo para la autora, ya que siempre se ha caracterizado por escribir poesía subida de tono, tildada de erótica. Ahora está trabajando en un nuevo libro, titulado Y el elefante era azulque publicará próximamente la Editorial Segismundo. Sus libros se pueden encontrar en Amazon. Es conocida por ser una de las pocas poetas que declama en Santiago, invitada siempre a bares junto a músicos locales. También ha viajado a Buenos Aires, Brasil y Ecuador, maravillando con su erotismo y sensualidad. Puedes seguirla en su blog: www.escritoradennizu.blogspot.comFinalista del III Concurso Litteratura de Poesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...