lunes, 17 de junio de 2019

Solamente despedida......Edwin Antonio Gaona Salinas*

Finalista del III Concurso Litteratura de Poesía


Foto: Roger Gual, Las chicas del cable
Cada momento existía,
abría la puerta
y estaban en brazos los hijos.
Dos niños, una niña,
vivían las risas de los cuentos,
jugaban
y el patio florecía.

Pasaron los años,
hubo silencios,
pocas veces en puerta abierta.
La mujer comenzó a encerrar sus dolores
en nubes de tarde,
sacaba su aureola consumida,
llevaba ojeras vagabundas
y miedos circundantes.

Ya los muchachos
habían dejado los brazos,
estaban dibujados en las canas largas,
en manos temblorosas,
en insaciables miradas de ventana
cuando los buscaba.
La vida se iba tan rápido
que tronaba en los huesos,
se iba
como las rosas del jarrón,
dejando sangrantes recuerdos.
Los hijos y la hija
florecieron a la fuerza,
como cuando caen las primeras lluvias
y las semillas
irremediablemente tienen que darnos hojas.
La hija tomó el camino,
no volvió, se la llevó el destino,
ese de baile y orgía que deja resaca,
ese de hierba y sogas por la garganta.

Quedó la madre, arreciando la soledad
la vieron abrir la puerta,
sus ojos no tenían nada,
se habían secado con ella,
con el polvo que espantó la hija
por el camino del suicidio.
Entonces fueron a la vieja puerta.
Qué difíciles letras se leen
en puertas abandonadas,
donde todo sigue lastimado.
Llevaron otras historias para salir de aquella.
Cuando decidió escuchar,
rompió su soledad y su silencio.
Del mundo comprendió
que hay quienes se quedan 
a llorar esperanza,
otros se van para huir,
viendo que los caminos permanecen
y los pies ya no;
viendo que crecen con ojos ciegos
las espinas del recuerdo.

Todavía duerme con ella,
esa carta viva que la hija dejó
antes de quitar los pies de la tierra.
Todavía suena el grito
de los hijos que no vuelven,
y ella ha empezado a ser como el tiempo,
solamente despedida.
Solamente madre de hijos que no vuelven.


Edwin Antonio Gaona Salinas
* Nació en 1971 en San Antonio de las Aradas (Ecuador), y estudió en la Universidad Nacional de Loja y la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí. Es licenciado en Ciencias Sociales y Políticas, abogado y capitán de policía en servicio pasivo. Escribe poesía, novela, cuento y aforismos. Autor de los libros Poesía para la mujer y la vida, Los versos de un policía, Poemas al viento, Suspiros al viento, Pecado comunal y Jugando con taumaturgos. Maestre de la Orden Poético-Literaria Juan Benito y embajador de la Rima Jotabé en Ecuador, ha sido galardonado en diversos concursos internacionales de España, Estados Unidos y Puerto Rico: Primer premio de poesía en el Colegio Miguel A. Salinas Jaramillo, ganador del XX Concurso de Poesía Fiesta Internacional del Trabajador (Mota del Cuervo, Cuenca, 2017), accésit en el III Concurso de Micro-relatos “Los cuentos claros contra el machismo económico” de la Fundación Mujeres por su relato Víctimas, y finalista del III Concurso “Hispanic Culture Review” (George Mason University, Fairfax, USA, 2018) por el poema Migrante por la tierra. Finalista del III Concurso Litteratura de Poesía.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...