miércoles, 5 de agosto de 2020

Último llamado......Ariana Rodríguez

Foto: Yamil Lage, Cola del pan en La Habana
“He aquí, yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin.”
¿Tú vas a seguir con lo mismo, Andy? Me tienes loca, mijito, con la cantaleta y la cantaleta. ¡Desde ayer tú no paras con ese teque!!! Dime que después de gozar la papeleta, ¿te vas a meter ahora a religioso?
Oye, tata, te digo que esta frase me tiene la cabeza hecha agua. No pienso en nada más que en ese viejo que me la dijo. 
            ―Bueno, busca a ese hombre y que te explique qué significa, o pregúntale al mismo Dios a ver qué te dice.
Mejor no, ¿sabes que haré? Me voy a tirar un rato a descansar porque cogeré un diez, tengo trabajo y bastante.
Eso fue todo lo que hablamos ese día, no sé, pero creo que desde que aquel hombre le dijo eso, me cambiaron a mi hermano. Ha pasado días de tranquilidad, se sienta solo en cualquier esquina y lo ves que la mirada se le pierde, y mira lo mismo para el cielo que para la tierra. Parece como un hechizo, es algo que lo tiene amarrado, ahora dice que hay que pensar las cosas antes de hacerlas, que uno no puede andar por ahí desperdiciando el tiempo y haciendo las cosas mal, que estamos de prestado en esta vida.
De verdad que estoy perpleja, fíjate que no ha querido pintar más, tiene encargos, y lo que más me preocupa es el trabajo que tiene para la semana próxima. He hablado con él, le digo horrores de esas cosas, y al final lo único que consigo es pelear porque no me hace caso y sale como una flecha, y me deja hablando sola. ¿Quieres que te sea sincera?, estoy por buscar a ese viejo misterioso que le dijo aquello y yo misma preguntarle, porque o me muero o él me mata con toda esa paranoia. En ocasiones creo que se está volviendo loco.
Nooo, no me estoy volviendo loco, Mari, yo estoy claro de lo que digo, he visto mucho en esta vida, y de verdad que todo lo que dice ese libro lo he visto reflejado en estos días y en estos tiempos.
Muchacho, tú sí que estás quemado, eso es una fantasía, ¿tú sabes cuántas cosas yo he oído de la gente que cree en las boberías que están escritas en ese libro?Escúchame, mi hermano, por favor, lo único que quiero es verte tranquilo, saliendo a las fiestas y a los lugares que frecuentas, todo como siempre, porque viéndote así tan callado me parece que estás enfermo.
Yo estoy bien, mi amor, estamos viviendo cosas que realmente son de sorprender. Enfermedades nunca vistas, terremotos, maremotos y miles de sucesos, pero lo que más me sorprende es el desamor y la falta de comunicación entre la gente. ¿Tú no te das cuenta, mi hermanita?
¿A mí qué me interesa eso, Andy? Yo te tengo a ti, mi vida, y lo que me gusta, yo no soy mala gente y hago lo que me da la gana y cuando me da. ¿Qué me importa a mí si los demás hacen de su vida un desastre?
Tú sí que me preocupas, eres una mujer joven y si opinas eso, no sé qué será de ti cuando seas mayor.
¿Te diste cuenta?, ya ni se ríe este muchacho, a veces yo pienso que no habla en serio, un chico que no habla nada con cordura, todo lo de él es con un doble sentido. De veras que me preocupa, está tostado, más loco que una cabra, y lo demás es bobería. Te voy a leer el librito y verás si las cosas que dice no es de gente que no tiene dos dedos de frente.
Hace dos días lo vi encerrado en el cuarto y me puse de lo mas contenta, pensé que estaría trabajando, le hice una panetela, la rellené con merengue y se la decoré, ¡de lo mas bonita que me quedó! Al rato, cuando salió, adivina qué hacía, ¿trabajando? No, mi vida, estaba leyendo el bendito libro y el mundo cayéndose a pedazos, y él nada de trabajo, ahora ya no pinta, ahora lee. ¡De verdad que no lo aguanto con esa tontería del Apocalipsis y la bobería del fin del mundo!! Me tiene harta, yo quiero que se concentre, que tenga novia, que sea como antes, y nada, parece que no será más aquel atrevido peligroso. Mira si es así que dice que no volverá a hacer críticas en sus trabajos, quiere que todo sea pureza, y que no importa que el mundo se le caiga encima, él sólo dirá la verdad, y según el lugar y el momento adecuado para decirla. Eso es tremenda novedad, porque lo conoces y sabes que le encanta sacar a la luz lo que todo el mundo sabe que está sucediendo y no se atreven a contarlo por miedo. Quién lo diría, no se mezcla en asuntos políticos, no opina sobre esos temas oscuros que ya se sabe que están pero nadie los aborda, ¡ahora sí que se me cae el alma, madre mía!!
Ven, mira, mi hermano, esto que sacaron en el periódico: tremendo notición, ahora dice el gobierno que ya no se tendrán que hacer más colas para comprar el pan y los productos de primera necesidad.
Déjate de esos asuntos, Mari, todo tiene su tiempo, alguien se dará cuenta de eso y lo tratara de solucionar, es mejor enfocarse en cambiar las cosas que tenemos en el corazón.
―¡Por favor, Andy, basta ya, mijo!, te estoy tratando de relajar, de entrar en un tema que te gusta, porque a mí no me engañas, sé que te gusta, y tú sigues con esa tontería del Fin, de las señales, y sabe Dios que más te has metido en la cabeza. Si mi mamá te escuchara, se quedaría con la boca abierta. Fíjate como estás que has dejado de trabajar, y eso sí ya es un problema.
“… 
¿No dirás nada, mi hermano?, yo te hablo y te hablo y tú sin decir ni media palabra. Te entra por un oído y te sale por el otro.
Mírate cómo te has puesto, por eso que no te cuento más de mi vida, te quieres colar en todas las cosas que hago y das opiniones como si fueras periodista.
La diferencia es, cariño, que los periodistas se meten en todo, pero no porque les importe la vida de la gente con un fin noble, por amor de verdad, sino que todo lo hacen por un puesto, por la fama, y muchos por chismes. Tú eres lo único que tengo en la vida y me preocupas, no quiero que andes comentando por ahí que estos tiempos son los últimos, que se está desatando el caos y que se ven horrores. La gente dice que tienes problemas mentales y que no puede ser que un hombre tan talentoso como tú esté dándoles muela y muela a todos por ahí con eso del “Apocalipsis de estos tiempos”. Vamos, y déjate de estupideces. Dime tú, es verdad que están pasando cosas raras, si se fuera a acabar el mundo, si este fuera el verdadero fin del que se ha hablado desde hace mucho, ¿qué harás tú para vivir de una manera diferente? Dime, ¿qué es lo que harás?... ¡Respóndeme, Andy, te estoy preguntando!


¡Oye!!! Tienes una cara de carnero que va para el matadero, parece que anoche dormiste mal.
Ni me digas, muchacho, que tuve pesadillas contigo. Fue horrible, mi hermano.
¿Soy yo tu pesadilla? Pensé que era tu hermano amado, lo único que tienes en la vida, como siempre me dices.
―¿Puedes creer que soñé que dejabas de exponer y que te volvías medio religioso, y que no te importaban los temas políticos?
Pues mira, hermanita, te quiero comunicar que acabo de terminar mi última caricatura, voy a exponer en la galería municipal y puedes creerme que me permiten llevar las obras que le hice al pan, a las colas inmensas que se hacen para comprar cosas en el mercado y en las tiendas, y la vida que disfrutan los políticos, esta vez sí que me dejé el pulmón en el trabajo. A pesar de todo lo que estamos viviendo, este mundo convulso de políticas y de mezquindades, de clases sociales y de carencias materiales y espirituales, yo jamás dejaría de hacer lo único que me hace feliz, lo que de verdad permite que disfrace un poco esos sentimientos ocultos que tienen las personas, y ¿ése sabes quién es?... ¡El humor, Mari, el humor!!!
Me alegro, mi hermano, estoy tan feliz de que sigas siendo el mismo que no le teme a la opinión pública ni cree en reservas ni en mentiras... Este es el verdadero tiempo del fin, se ve para donde quiera que miras, realmente todo se ve con el lente que mires hacia el futuro, pero no es tiempo de quedarse en silencio, es tiempo de sacarse del pecho todo lo que durante años hemos tenido que callar... A propósito, ¿cómo se llamará tu expo?
Ufff, buena pregunta… “Último llamado”.
¡Por Dios, Andy!, tengo que decirte que tú sí sueñas, de veras me sorprendes, cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...