martes, 14 de mayo de 2013

Leyendas chamanas......Laila Akselrad Zylberberg

Dibujo de Clara Keys, Corazón

No noté mi llegada,

Pero tus ojos parecieron verme

sé que abriste la puerta

Y yo pasé aturdida

arrastrando demasiado equipaje


Como si una alfombra me obligara

Entré

Decidí meterme

No recuerdo qué sentí,

Pero fue alto y grande,

fue como una cumbre

Que ruega al viento seguir oyendo

ese mismo canto

Que lo hace viento

y le impide ser hombre

Por eso te rogué: seguí cantando

No evapores el aliento divino,

cantame con las huestes del amor

-¡Seguí cantando!

que el ser dorado es eterno,

y los dioses están de fiesta

riendo de nuestros nombres

de nuestros egos

que danzan, nuestros egos danzan y gimen

y se revuelcan en la escalinatas del placer

que se cayó de bruces contra los rayos del sol

y se cortó las ganas

La noche que aun duerme la siesta

Me aplastó en el sillón,

Y la amnesia me desterró para siempre


Tampoco recuerdo como llego a doblarse mi alma

entré con el loto en mis labios y con pánico en mi rezo

pero entré


Entré quebrando baluartes y estatuas duermientes y holgazanas

recuerdo que sacudí mis penas

acunaste el dolor y me abrazaste fuerte



En la copa del cielo Como un remolino de aire

me quedé suspendida, intentado amacarme en tus ojos

te abracé  fugazmente, como un soplo de tierra

y escuché tu sonrisa, que jugaba a los cuentos


Entonces… Mientras tu boca abierta recitaba colmenas

y el universo babeaba la sed de los dioses

bien pegada a lo dulce, al paladar sereno,

tu saliva estrellada me obligaba a meterme


y ya no supe dónde, ni cuándo, ni cómo

Meterme fascinada del mundo, incesante

Meterme como un huracán, en el ojo del miedo

Con mis labios meterme, con mi pelo enredado

Con mi ego inconcluso,

con mi búsqueda de puentes,

mi paso danzante y mi poesias colgando

meterme con la confusion de mis propios cantares


con mi lucha valiente

con mis errores varios

con mi ser resplandeciente

con el dolor erizado

sanando desde la fuente

abriendo calor de mis manos

uniendo canales de tierra

escribiendo en letras transparentes

palabras inacabadas, sueños obstinados

espejos inconclusos

como postales de la noche que decidí besarte


y de las puertas de la vida

sobre la piedra de la luna

el tigre  agazapado, se sentó a cobijarse

y eso fue el  prefacio o como prólogo de noche

y se acomodó, guardando las uñas más dolientes

y en un mágico instante, perfumado y sonámbulo

tu nombre y mi nombre pudieron deshacerse


Fueron los espíritus del tiempo

Que desdoblaron mi cuerpo y y el tuyo

En terriblemente alejadas, completas dimensiones


Cuentan las galaxias que un día la luna

se emborrachó de inciensos

entre las patas de un tigre que buscaba soles

y la amnesia se ocupó de borrar las pisadas

y robarle cruelmente el alma a los instantes

por eso las abuelitas chamanas

se ocupan cada día de regar las flores

silbando la vida, le oran a la amnesia

para que cada instante viva su vida eterna

en todos los rincones,

bordando con sus lanitas viejas

las abuelitas silban

las Poesías escritas para Siempre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...