martes, 12 de febrero de 2013

Sospecho que soy terrorista......Silvia Delgado

Si he perdido la vida, el tiempo,
[...]
Si he sufrido la sed, el hambre,
[...]
  Si abrí los ojos para ver el rostro 
puro y terrible de mi patria.
Si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra.

BLAS DE OTERO 

Yo antes no era así, vivía feliz mirando la tele, trabajando en precario, leyendo un poco.
         Bebía cervezas, masticaba chicle, iba de compras, saludaba al jefe... Todo iba bien. Pagaba mis deudas, soñaba con que me tocara la lotería, con ir de vacaciones, con estar un día completo en la cama, en fin, cosas sencillas... Compraba el periódico los domingos, saludaba de lejos a las vecinas, felicitaba las navidades a mi familia, todo bien, todo correcto.
         Pero últimamente no sé qué me pasa, no sé cuándo empezó todo, no sé, ciertamente, si el inicio estuvo en la ley de partidos o fue antes, no sé si se agravó mi crisis con las detenciones, no sé de verdad si tuvo la culpa Bush o Aznar o Garzón o Grande-Marlaska, no sé si es por la censura, por la tortura o por la manipulación. No sé si tiene algo de responsabilidad en mi situación Palestina o Irak o Guantánamo o Soto del Real, no sé si es porque se llevan esposados a los jóvenes, a los emigrantes, a los disidentes, no sé si es por las huelgas de hambre, por los muertos de hambre, por los muertos de pena...
         No sé si es por tanta mentira, por tanto descuartizador, por tanto mercader, por tanta impunidad, por tanta mordaza a sueldo.
         Sospecho que soy terrorista. He empezado a respirar sin pedir permiso, a pensar sin pedir permiso, a hablar sin pedir permiso, y esto, dicen, es el peor de los síntomas en una sociedad aterrorizada como la nuestra, donde la palabra es la peor de las amenazas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...