lunes, 11 de junio de 2012

A Eva......Toni Fogués

Foto de José "Cheo" Salazar: Minino
Ya no anhelo un abrazo
en el que sienta unión.
No anhelo un abrazo
en el que sienta calor y placer,
ni nada.
No quiero nada.

Mi paciencia se acabó.
Soy fuerte.
Tengo un piso.
Los vecinos hacen obras constantemente.
No quiero acabar en la calle.

Un amigo me ha invitado a champagne.
Me ha hecho calamares rellenos.
Me he relajado.
No puede trabajar.
Tiene una mierda de pensión por incapacidad laboral.
Su familia se pelea por la herencia.
No quiero que acabe en la calle.

No anhelo un abrazo,
ni siquiera de ti, que tienes palabras mágicas.
No quiero nada.

Yo me sentía el más desgraciado de los hombres.
Fui a un bar
de mendigos.
Bebí cerveza.
Había dos negras mayores,
dos o tres indigentes,
lo llevaba un negro.
Le pagué un vino a un mendigo,
le dí cuatro o cinco cigarros.
Otro indigente
estaba recostado, borracho, sobre una mesa,
se levantó,
se cayó,
se orinó encima.
Lo recogimos.
El jefe, el negro, la emprendió con el mendigo al que yo había invitado,
él no había tenido culpa de nada.
Quiso quedar bien conmigo.
Me sentí culpable.
El suelo estaba encharcado de orines.
Me dió asco.
Me fuí.

No necesito un abrazo,
aunque sea tuyo, que tienes palabras mágicas.
Si Dios existiera, le pediría no orinarme nunca encima
y no ser un soberbio.

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...