lunes, 24 de septiembre de 2012

Voy a ser feliz (Manual de autoayuda)......Toni Fogués

Yo le he vendido el alma a Luzbel.
Si tengo una casa es porque se la he comprado al Diablo.
Si una mujer me ofrece los labios es porque se los he comprado al Diablo.
Foto: Daniel Frini

Estoy condenado.
El infierno será un abismo en el que caeré durante años
y, al fondo, abajo, veré un enorme resplandor.
Cuando llegue
al fuego,
siglos después,
seguiré cayendo,
hundiéndome más en la hoguera.
Sabré que mi única esperanza es ir hacia arriba
para salir del fuego. 
Cada año,
a medida que voy cayendo,
estaré un año más lejos del aire,
de donde no quema.
Más lejos de la esperanza.

Pero da igual,
voy a ser feliz.

¡Tengo treinta y nueve años y no conozco mujer!
¡Llevo siete años de soledad desesperada!
¡Tengo la sensación de que la lengua se me desplaza hacia dentro!
¡He sufrido tanto que me aterroriza
pensar que depende de mi voluntad!
¡Siento la tentación de tragarme la lengua!
¡De ahogarme con mi propia lengua!
¡Siento el horror de que mis pupilas miren hacia dentro!
¡Hacia dentro en lugar de hacia fuera!

Da igual,
voy a ser feliz.

Una mujer no vale todo eso.
Voy a ser feliz.

Ayer intenté llamar a mi madre.
Una cabina no funcionaba.
Otra se me tragó los duros.
La siguiente la habían desmontado.
No había cabina.
Crucé la calle
para buscar otra,
un coche me cortó el paso.
En la siguiente, un ordenador me dió la explicación de por qué no podía telefonear.
Por fin, una funcionó.
Mientras llamaba,
un emigrante magrebí se puso detrás e intentó robarme la cartera
y un policía secreta se colocó a mi lado a escuchar lo que hablaba.

Mi madre no estaba en casa,
saltó el contestador.
Mi madre no sale nunca de casa.

Da igual.
Voy a ser feliz.
Es lo último que roban estos cabrones.
El PP se desmembra (XI-IV-MMIII).

La mujer que me ha ofrecido los labios no es la que quiero.
En la siguiente cabina mi madre estaba comunicando,
y Dios, que es del Madrid, dispone que ensalcen a Raúl por la tele.

La persona que más quiero en el mundo
no me contesta al teléfono.
Si tocas el fuego te quemas...
¿Cómo se tiene que sentir la hoguera?

La vergüenza no me deja permanecer en la tierra.
Las chispas trituran a la gente.
El móvil es un gran invento. Proporciona comodidad.
¿Cómo se tiene que sentir la hoguera?

Da igual.
Voy a ser feliz.
No soy un gilipollitas como Raúl.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...